viernes, 9 de diciembre de 2016

EL PODER DEL AHORA,.

ADQUIERE EL HÁBITO DE PREGUNTARTE: ¿Qué está pasando dentro de mí en este momento? Esa pregunta te orientará en la dirección correcta. Pero no analices, simplemente observa. Enfoca tu atención hacia dentro. Siente la energía de la emoción.
Si no hay ninguna emoción presente, lleva la atención más profundamente al campo energético de tu cuerpo. Es pasadizo hacia el Ser.

ECKHART TOLLE.

sábado, 22 de octubre de 2016

UNA ETAPA SUPERIOR,NO INFERIOR.


  A las personas que me visitan contándome esos problemas ¨propios de la edad¨ les digo: ¨Desde ningún punto de vista debes considerar que la ¨Tercera Edad¨ es una etapa inferior a las demás, sino superior¨. Esto sorprende a muchos, especialmente a los que se creen vencidos por la vida, que viven arrimados, dependiendo de sus familiares para subsistir. Les insisto en que a esa edad tienen mayor experiencia, y aún tienen mucha vitalidad y energías para desempeñar alguna actividad, que no requiera tanto esfuerzo ni vigor, como cuando se es joven. Además, a esa edad, la vida debe tomarse con calma y filosofía. Hay que aprender a vivir esa etapa para disfrutarla al máximo. Es cierto que a la tercera edad no hay los mismos ímpetu juveniles, pero existen otros valores compensatorios que si se aprovechan, darán completa felicidad.

JOSÉ FARID H.

miércoles, 12 de octubre de 2016

LAZARILLO.


SONETO
Mirar,abrir con asombro los ojos.
Mirar,poder comunicar con las palabras
Penetrar en los sentidos,ayer dormidos.
Crear destellos de luz en otras sombras.

Guiarte en el camino por sendas escondidas
Sacar lo mejor de ti y dar lo que te gusta,
Sin reparos, rescatarte de tus dudas
Venciendo al ¨Monstruo¨ que tanto asusta.

Ser cómplice de lo que piensas,
Unidos en la aventura de la vida,
Recreando inocentes sueños de chiquillo.

Fantasmas en castillos,princesas hermosas.
¡Despierta! Que la primavera está servida,
déjame que te muestre,quiero ser... tu lazarillo.

Pasa primavera,pasa,
sigue abierta...
la puerta de tu casa.
Cuenca,marzo de 2005

JUAN MARCOS CLIMENT CARBONELL.

viernes, 30 de septiembre de 2016

¡Y QUÉ BUENA ES LA TIERRA DE MI HUERTO!


¡Y qué buena es la tierra de mi huerto!
hace un olor a madre que enamora,
mientras la azada mía el aire dora
y el regazo le deja pechiabierto.

Me sobrecoge una emoción de muerto
que ya a caer al hoy en paz, ahora,
cuando inclino la mano horticultora
Y detrás de la mano el cuerpo incierto.

¿Cuándo caeré, cuándo caeré al regazo
íntimo y amoroso, donde hallo tanta
delicadeza la azucena?

Debajo de mis pies siento un abrazo,
que espera francamente que me vaya
a él, dejando estos ojos que dan pena.

MIGUEL HERNÁNDEZ.

domingo, 25 de septiembre de 2016

P.CAMBIAR TU VIDA.

PUEDES CAMBIAR TU VIDA.
Es un error creer que cuando se llega a la tercera edad no es posible cambiar los hábitos, costumbres y caprichos. Pero eso sí es posible. Si tiene mentalidad positiva y piensas que ha cualquier edad puedes cambiar tu modo de ser en sus aspectos negativos, podrás hacerlo. Cree que podrás tener inteligencia, capacidad, vitalidad para el amor, salud, progreso y bienestar a cualquier edad, pero no abuses. Lleva la vida con calma sin agotarte. Sólo así podrás disfrutarla intensamente.

JOSÉ FARID H.

sábado, 24 de septiembre de 2016

ERA MI DOLOR TAN ALTO...



Era mi dolor tan alto,
que la puerta de la casa
de donde salí llorando
me llegaba a la cintura.


¡Qué pequeños resultaban
los hombres que iban conmigo!
Crecí como una alta llama
de tela blanca y cabellos.


Si derribaran mi frente
los toros bravos saldrían,
luto en desorden, dementes,
contra los cuerpo humanos.


Era mi dolor tan alto,
que miraba al otro mundo
por encima del ocaso.

(Poesía, 1930-1931)

MANUEL ALTOLAGUIRRE.



viernes, 23 de septiembre de 2016

BIENESTAR A LA TERCERA EDAD.

  Igualmente la gran mayoría de las personas que pasan de los cincuenta años, tanto hombres como mujeres, cuentan sus cuitas y pesares, diciendo: ¨Es la edad¨ . Creer que cuando está el organismo envejecido vienen las dolencias y enfermedades, y que ya en esa nueva etapa de su vida no tiene derecho a la felicidad. Pues los caprichos, la falta de vitalidad, los achaques no les dan derecho a las diversiones y se entregan al licor.

He podido ayudar a muchas de estas personas a que disfruten de la vida. Muchos piensan que las personas maduras no tienen facultades para vivir intensamente. Y eso no es realidad. Algunos creen que un individuo de sesenta años no debe tener deseos sexuales. Pero el instinto sexual debe persistir durante toda la vida, incluyendo los últimos años de la existencia. Naturalmente, si la persona tiene salud tanto física como mental. Lo cual es posible lograrlo, mediante la aplicación de algunas normas saludables.

JOSÉ FARID H.